lunes, 26 de noviembre de 2007

Hitchcock y Los Pájaros del Amor



En la reconocida película de Hitchcock, Los Pájaros o The Birds (1936), nos acompañan al inicio los coloridos“Love Birds”, también conocidos como Agapornis. Estos son pájaros que simbolizan el amor, debiéndole su nombre a los fuertes vínculos de pareja que crean y su aparente eterno estado de luna de miel.

Conforme avanza la película, los pájaros del amor desaparecen y empieza el ataque, ¿Por que atacan Los Pájaros? ¿Que es lo que sucede, donde quedan los pájaros del amor?.

Conforme avanza la película, aparecen pájaros corrientes, esos que uno puede ver desde su ventana todos los días, es decir, no son águilas ni buitres, son simpáticos y dóciles pájaros cotidianos; pájaros aparentemente inofensivos y familiares. Son ellos los que dejan a los humanos con los ojos arrancados y la piel con llagas.


En una entrevista a Hitchcock hecha por Francois Truffaut, Hitchcock comenta que la escritora del libro Daphne du Maurier se inspiró en una enfermedad que a veces les da a los pájaros en el campo, la rabia, y que por eso atacan a veces, sin embargo en el film se trata de otra cosa.


Zizek dirá que la figura terrorífica de las aves, corporiza en lo real una discordia, una tensión irresuelta en las relaciones intersubjetvas.

Estos pájaros lejos de funcionar como un símbolo, por el contrario bloquean y enmascaran la significación de la película, haciéndonos olvidar incluso nuestro tema: el triángulo de la madre, el hijo y la mujer que el ama.

Los pájaros están al margen de la cadena racional de los acontecimientos, están totalmente fuera de la lógica y aparecen de forma terrorífica, como un encuentro constante con lo Real, auqnue quizás estos pájaros q irrumpen de forma constante sean más bien los que tratan de velar algo en esta relación, quizás lo Real de la no relación sexual misma.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola he leido tu blog y lo que veo es una apologia al homosexualismo. Espero no te ofendas, pero creo que deberias de ser mas clara en tus publicaciones, ya son otros tiempos...

Eduardo Álvarez dijo...

Me parece que hay más misterio detrás de un anónimo. Me pregunto también: ¿qué tiempos son estos?

Anna Lía dijo...

Otro tiempos..., es cierto, son tiempos en que la caída de ideales se hace más patente, tiempos sin garantías, tiempos de anónimos, donde no hay respuesta última ni verdad por encontrar. Son tiempos sin fe.

Eduardo Álvarez dijo...

Creo que centras bien el hecho de la no relacion sexual. Cuando un sujeto avizora eso imposible, hace un síntoma: sería interesante pensar eso de la época que trata de programar la existencia de los indivuduos en sus cánones, donde la todificación del discurso capitalista y de la ciencia barra la no relación. Allí, en el corazón de ese saber aparece siempre algo de lo no sabido que lo tambalea todo, lo real como los pájaros que muerden el cuerpo y devuelven al individuo a su condición de sujeto. El miedo y la angustia como síntomas de la época.

chaveztoro77 dijo...

Así es desafortundamente tiempos en donde el sujeto quiere una respuesta inemediata, y evita pensar pues los artilugios de la modernidad le resuelven cualquier problemática.

De igual manera considero que Los Pájaros representan lo Real y aunque el sujeto cree que escapa de ellos nunca dejan de rodearnos

darling dijo...

Yo era pajaro-fóbica (y soy aún) antes de ver la peli de Hitchcock quien supo plasmar muy bien mis pesadillas.